gustavo-macam

gustavo-macam 24 de Diciembre de 2017

Aquello


Regresé sobre mi pena, para encontrar esa esquina donde decidí olvidarme, cuando  me perdí de tu abrazo, por mis manos amputadas por el cansancio de llevarme.

A pesar de los eslabones que le debo a mi sonrisa, decido levantarme, con el frío del alma que  salpica mi paso restándole certeza.

Corazón que alarga su latido, se debate entre la acción y la pereza.

Y otra vez… La mirada de los otros, algún muerto y su mandato, se conjugan, me traspasan, pesan.

El frenesí de llenar tantos espacios vacíos, sin dejar lugar para encontrarme. Preso de mi propio sofisma que me aleja del fulgor de un sentimiento claro.

Lo que salva es la necesidad de renacer, aún con retazos del apogeo de aquello años, transformar esas promesas rotas en un talismán colgado en el pecho.

Y mi huella… Tu huella, sobre aquello que surja, tan inmenso como cierto. Aquello que va a perdurar. Aquello que habremos hecho.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...